Fairtrade Comercio Justo

Fairtrade Comercio Justo

Fairtrade es una organización sin ánimo de lucro de comercio justo. La organización garantiza el cumplimiento de todos los estándares establecidos. Hablamos de un sello de calidad establecido por Fairtrade Labelling Organizaions International (FLO), que fomenta en España el uso del mismo para salvaguardar el comercio justo.

A día de hoy, Fairtrade cuenta con 21 sedes en todo el mundo. Ahora está posicionándose y coordinando un total de 1.200 redes de productores que llegan a representar más de 1.600.000 personas. Cada vez tiene más fuerza y repercusión a nivel mundial.

Con esta iniciativa se consiguen unas mejores condiciones para los productores de los países del sur y por ello mejor acceso al mercado actual. Fairtrade Ibérica, es la que opera en España y Portugal, comenzaron en el año 2005 y sigue creciendo. Pertenece completamente a Fairtrade International y tiene la misma vía de desarrollo. Su sede se encarga de que el comercio de la península ibérica sea justo concediendo licencias del sello Fairtrade y el certificado internacional de los productos que se comercializan bajo este sello.

“Fairtrade Ibérica trabaja en educar a los ciudadanos y actores de la sociedad civil a los desafíos globales de hoy” – Fairtrade.

Crean acuerdos con los productores del Sur, ya sea en el ámbito empresarial o en el industrial con los consumidores para implementar el comercio justo.

¿Qué es y cómo funciona el comercio justo?

La definición internacional es: “El Comercio Justo es un sistema comercial basado en el diálogo, la transparencia y el respeto, que busca una mayor equidad en el comercio internacional prestando especial atención a criterios sociales y medioambientales. Contribuye al desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones comerciales y asegurando los derechos de productores/as y trabajadores/as desfavorecidos, especialmente en el Sur”. – Organización Mundial del Comercio Justo, WFTO.

Para evitar la pobreza y que algunas zonas se queden rezagadas, el comercio justo como sistema comercial es solidario y poco convencional que se centra principalmente varios aspectos.

  1. Los salarios deben estar acorde con la producción y las condiciones laborales ser legales y justas. Los productores del sur tienen el mismo derecho que cualquier ser humano a vivir con dignidad.

  2. No permite bajo ningún concepto la explotación infantil en el ámbito laboral. Esta práctica, por suerte, está casi extinta en los países desarrollados, pero aún no está del todo erradicada en países subdesarrollados o en vías de desarrollo.

  3. Es un sistema comercial feminista, esto quiere decir que busca la igualdad entre hombres y mujeres en todo momento. Tanto personas de un género como de otro tienen que tener un salario y un trato igualitarios.

  4. Tanto las fábricas como las empresas y comerciantes son respetuosos con el medio ambiente. Toda práctica que se lleve a cabo debe respetar y proteger el entorno.

El comercio justo trabaja para que haya una administración transparente y unas relaciones comerciales justas en todo momento. Respetando a los socios comerciales.

Se considera una forma de cooperar entre comerciantes y fabricantes para que el comercio sea limpio y justo. Este comercio es, entre otras cosas, un movimiento internacional para que tanto Norte cómo Sur tengan las mismas oportunidades. Lucha constantemente por conseguir que los productores menos favorecidos y las zonas con desigualdad no tengan que sufrir estas diferencias. El comercio justo pretende que la pobreza y la desigualdad mundial desaparezcan por completo.

El proceso del comercio justo

El comercio justo tiene un proceso de realización que se lleva a cabo con todas las entidades y empresas que usan este sistema internacional. Es importante tener en cuenta esta cadena de desarrollo para que no quede nada en el aire y sea fiel a los objetivos que tiene.

La fase de producción:

Todo articulo o producto realizado en los grupos de producción en comunidades menos favorecidas. Entre otras, podemos encontrar estas comunidades en zonas subdesarrolladas o desfavorecidas como Asia, América del sur (latina) y África.

Los organismos oficiales encargados de garantizar el comercio justo son: la Organización Mundial de Comercio Justo y las entidades que están certificadas por esta organización. Algunas de estas entidades como Fairtrade International, Ecocert, IMO-fair for life, etc.

La fase de distribución:

Las empresas que se encargan de la importación de los productos o artículos y posteriormente lo ponen a disposición del comprador en las tiendas.

Concretamente, el precio se decide de manera con entre la empresa productora y la empresa distribuidora. Entre ambas, llegan a un acuerdo para que se considere Comercio Justo. Estas distribuidoras son un total de 8 y están en la Coordinadora Estatal de Comercio Justo.

Las importadoras tienen un trabajo importante que hacer, se centran principalmente en

  • Llegar a un acuerdo mutuo (precio establecido por ambas partes).

  • Realizar una prefinanciación para ayudar a sacar la producción adelante.

  • Asesorar a las empresas en todo momento sobre el proceso.

  • Transportar y envasar el producto.

  • Elaborar determinados productos (por ejemplo en España, donde se fabrican alimentos con ingredientes recogidos en el Comercio Justo).

La fase de venta:

Esta fase se lleva a cabo en las tiendas donde los consumidores pueden encontrar los artículos acogidos al comercio justo. Dichas tiendas o comercios explican exhaustivamente de dónde proviene el producto que compramos y cómo está realizado.

La fase final: el consumo.

Los compradores de artículos de comercio justo siempre elegimos un modelo ecológico, comprometido con el medioambiente. Al hacer esta elección pensamos en una globalización igualitaria dónde se tienen en cuenta los derechos humanos, sociales y ecológico, y por supuesto, el valor económico. Teniendo en cuenta en todo momento que se colabora al desarrollo de las comunidades del Sur que comentábamos anteriormente.

¿Qué tiene que ver con AfroGorrión?

En nuestra empresa, apostamos por el comercio justo y porque se respeten en todo momento las reglas del mismo. Cumplimos con todos los estándares establecidos para conseguirlo puesto que nuestras camisas se fabrican en España, con productos orgánicos y respetando el medioambiente de una manera estricta y apostando por un precio justo para que en ninguna de las fases de producción se pierda nada.

En AfroGorrión, creemos en la igualdad, denunciamos la explotación infantil y respetamos el entorno para ser una empresa que comercia justamente con su producto.

Por María R. Noa

¿Por qué no le echas un vistazo a nuestra Tienda ?

Tienda