Plus Size

Plus Size

Es un concepto que ha ido ganando popularidad a lo largo de estos últimos años, sobre todo gracias a las redes sociales y a movimientos como el body positive. Plus size no es más que la traducción de talla grande en inglés, pero ya sabemos que en inglés suena todo más glamuroso. Comenzó a utilizarse en todo el mundo haciendo referencia a las modelos plus size, llevándolo al mundo del modelaje, las pasarelas y la fotografía de moda.

¿Qué es el plus size?

Básicamente es el cuerpo denominado como talla grande, que actualmente está por encima de la talla 42 o la L depende del tallaje que tenga la prenda en cuestión. Es decir, las personas con más de una talla como la que hemos mencionado ya se considera automáticamente persona de talla grande o plus size.

En un principio, el plus size estaba destinado a personas con mucho volumen o tallas que superaban la XL, pero cada vez, por culpa del mundo de las pasarelas se ha ido estrechando más ese cerco y ya somos tallas grandes las personas que superamos la talla L. ¿Nos importa? No. Consideramos que todos los cuerpos tienen que estar aceptados y dentro de lo justo o injusto del término, nos gusta que se nos considere en el mundo de la moda. Porque sí, porque somos tallas grandes y da igual el punto de partida que le hayan puesto.

Modelos como Tara Lynn o Robin Lawley son consideradas plus size y nos dan visibilidad desde hace muchos años en las pasarelas. Cuerpos voluptuosos, voluminosos y con curvas ya están considerados y aceptados cada vez más. Aun nos queda un largo camino por recorrer, pero los XXL creemos que este es un buen comienzo.

¿Qué es la talla curvy y cómo sé si lo soy?

Antes de nada, vamos a dejar claro que el término curvy es bastante parecido al de plus size con la única diferencia a que este hace referencia a un cuerpo definido con curvas. Es decir, estamos acostumbrados al cuerpos rectos y delgados en el mundo de la moda. El término curvy engloba a los cuerpos que son redondeados, a las mujeres de pecho voluminoso, a las caderas marcadas o a los traseros grandes.

«Nací curvy y nunca he sabido lo que es estar delgada. En realidad, sólo he sabido lo que es ser yo misma.” – Ashley Graham.

Graham, modelo mundialmente conocida por ser una de las primeras curvys en vestir alta costura y caminar por cientos de pasarelas, comenzó su carrera recibiendo muchas negativas por gorda. Sencillamente en el mundo de la moda la rechazaban por tener una talla 44 y un precioso cuerpo curvilíneo. Probó dietas, se dejó influenciar por lo que los demás decían de ella hasta que un día se dio cuenta de que no podía cambiar lo que era. Ella era curvy y consiguió que el mundo lo aceptara.

Para saber si somos chicos o chicas curvys tenemos que mirar nuestras medidas. Se considera que el cuerpo perfecto de una mujer debe tener 90-95 centímetros de cadera, si superas eso, eres curvy. En el caso de los chicos es bastante similar, si un chico supera la talla XL ya se considera curvy. Así que, siguiendo estos estándares y estas medidas, los Afrogorriones somos todos y todas curvys, ¿no? ¡Pues genial!

“Yo siempre fui grande de músculos y cadera, pero ahora todo está cambiando, y los más “grandullones” estamos empezando a tener nuestro hueco en el mundo de la pasarela y modelos.” – Miguel Perdomo.

Hay que tener en cuenta que depende del país en el que vivamos o el tipo de ropa que usemos, el estándar curvy se puede difuminar un poco. Los cuerpos europeos son un poco más menudos que los cuerpos americanos y las tallas en Italia se miden de forma distinta a las de España, pero, en resumidas cuentas, si eres una persona grande o voluptuosa, eres curvy.

¡La moda curvy abre mentes!

La gran expresión de Stop Gordofobia que hemos conseguido en los últimos años es la moda curvy, ya que, hoy en día, marcas de todo tipo y de toda categoría están incluyendo en sus catálogos y en sus producciones ropa más grande de una talla 42 o 44, lo que hace que todos nos podamos vestir como realmente nos apetezca. Y gracias a esta moda curvy, también se ha conseguido que cada vez menos personas sean discriminadas por su físico, su peso o su talla. Es un avance social muy importante. Los gordos siempre hemos existido, solo necesitábamos que no nos discriminaran o machacaran por ello. La iniciativa #stopgordofibia y la moda curvy han hecho mucho por esa comunidad de personas que no cumplen los estándares que impuso la moda y la sociedad hace tantos años. Por suerte, cada vez están mas rotos esos estándares y los seres humanos, seamos como seamos, estamos más unidos y respetados.

Afrogorrión con la Plus Size.

Desde el principio, hemos dejado claro que somos una marca para gente grande. Queremos llegar a todos esos cuerpos que aún están luchando porque se les visibilice y se les tengan en cuenta. Los avances se notan, pero nosotros queremos ir un paso más, centrarnos en esos cuerpos XXXL y vestirlos de la manera que los haga ser más ellos mismos que nunca.

Todos los cambios de mentalidad social, de amor a los diversos cuerpos y aceptación de los seres humanos sea cual sea nuestra talla, es lo que llevamos por bandera. Afrogorrión apuesta por la diversidad, por las tallas grandes, por las 5XL y por todo lo que venga. Somos preciosos, somos personas y eso no lo van a cambiar nuestras medidas. Queremos que todo el mundo se atreva a ser su propio canon de belleza. Tenemos claro que no puede existir solo uno en un planeta con más de 7 mil millones de personas. SOMOS GRANDES Y PARA GENTE GRANDE.

Por María R. Noa

¿Por qué no le echas un vistazo a nuestra Tienda ?

Tienda